Qué puede pasar en el Senado para que Francia inscriba el aborto en la Constitución

El proyecto promovido por la izquierda y el oficialismo fue aprobado por 337 votos y busca proteger el derecho de la embestida conservadora.

24 de noviembre, 2022 | 17.13

Tras una larga jornada de debates, la Nueva Unión Popular, Ecológista y Social (Nupes), liderada por La Francia insumisa (LFI), logró obtener la mayoría en la Asamblea Nacional para consagrar el derecho al aborto en la Constitución francesa. Ahora, la iniciativa pasa al Senado y por último deberá ser aprobado por votación popular.

Durante su "nicho parlamentario", La Francia Insumisa logró crear un amplio consenso en torno a su proyecto de ley sobre la constitucionalización del aborto, votado por 337 diputados a favor y 32 en contra. Después del voto, las diputadas se reunieron en la Sala de las “Cuatro columnas” cantando el himno del Movimiento de Liberación de la Mujer (MLF), "Debout les femmes".

Mathilde Panot, presidenta del grupo LFI que presentó el texto, expresó su "orgullo" y "emoción" por el hecho de que Francia sea el primer país del mundo que abre el camino a la constitucionalización del aborto. "Estamos enviando una magnífica señal a todas las mujeres del mundo", dijo, junto a la senadora de los Verdes, Mélanie Vogel, que vino especialmente para el evento.

Un mensaje también enviado a Emmanuel Macron y al ejecutivo. El texto votado, como proyecto de ley, todavía tiene que ser votado de forma idéntica en el Senado, y luego aprobado por referéndum, lo que no quieren los promotores del proyecto ya que prefieren que el Gobierno lo convierta en un proyecto de ley, que podría ser aprobado en el Congreso con mayores posibilidades de éxito.

En cualquier caso, la aprobación en el Senado no está garantizada. Hace un mes, Melanie Vogel (senadora ecologista), presentó un texto similar en la Cámara Alta, que fue rechazado por 17 votos. "La Asamblea ha demostrado que está a la altura", insistió este jueves, "ya que ha demostrado que hay un lugar en el mundo que abre un camino".

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Con la Francia Insumisa a la vanguardia, los socialistas, los comunistas, los ecologistas y los macronistas con sus aliados, votaron casi unánimemente a favor de la constitucionalización del aborto. La extrema derecha (Reagrupamiento Nacional) y el partido derechista Los Republicanos (LR) se dividieron entre el voto a favor, el voto en contra y la abstención.



La votación se hizo pública en el hemiciclo entre los vítores y aplausos de los diputados. Un momento calificado de "histórico" por Mathilde Panot, que se congratuló del "consenso alcanzado". Pero también por el ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti, que, poco amigo de los insumisos, saludó solemnemente el trabajo de Mathilde Panot, pero también de Aurore Bergé, presidenta del grupo macronista Renaissance, que desde hace meses muestra su "compromiso visceral" con la constitucionalización del aborto. De hecho, estando de baja por maternidad, la diputada volvió expresamente al hemiciclo para celebrar esta victoria y votar a favor del texto de los Insumisos tomando brevemente la palabra para evocar el doloroso intento de aborto de su propia madre. "La cuestión del acceso al aborto no es un capricho, es el texto que debe unirnos a todos", admitió emocionada, ante la ovación de su grupo y de la Nupes. También anunció que había aceptado retirar el texto que debía presentar sobre el mismo tema la semana próxima, para no duplicarlo.

Una victoria histórica para las mujeres

Este jueves por la mañana comenzó con una explosión en el recinto: una avalancha de enmiendas y subenmiendas presentadas por la derecha de LR y la extrema derecha intentó bloquear el proyecto presentado por LFI.

"Introduciendo este derecho en la Constitución, Francia tendría el honor de ser pionera de los derechos de las mujeres", instó Mathilde Panot, ponente del texto, al inicio del debate. Si bien el ministro de Justicia apoyó la propuesta de la izquierda, advirtió sobre la redacción del artículo presentado por los Insumisos, argumentando que, al incluir también la anticoncepción, "no tenía ninguna posibilidad de prosperar"en el Senado.

Al final de la mañana, para acelerar la votación y obtener un consenso lo más amplio posible, pero también, de paso, para cortarle el terreno a los macronistas, que tenían previsto presentar su propio proyecto de ley la semana que viene, Mathilde Panot aceptó finalmente apoyar la enmienda del diputado del MoDem (centro), Erwan Balanant, que, por "pragmatismo", reducía el texto sólo al aborto. Un gesto que también ayudó a influir en el voto del partido de Le Pen, votando en gran parte a favor.

Es la primera vez que el grupo de diputados de Macron, que siempre se ha negado a votar cualquier enmienda procedente de la "extrema izquierda", acepta apoyar una iniciativa de la Francia Insumisa. A 47 años de la Ley Veil estableciendo en 1974 la despenalización del aborto, Francia se encamina a inscribir ese derecho fundamental de las mujeres en su Constitución.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►