Espionaje ARA San Juan: Macri se presentó en la causa y pidió que lo dejen salir del país

El ex presidente apareció a 15 días de ser citado a indagatoria, sin aclarar si se presentará ante el juez el próximo 20 de octubre.

14 de octubre, 2021 | 14.10

Mauricio Macri hizo su primera presentación en la causa donde se investiga el espionaje ilegal a los familiares del ARA San Juan en la que fue citado a indagatoria. En un escrito, al que accedió El Destape, designó a Pablo Lanusse como su abogado, apeló la decisión que le prohíbe la salida del país y desde el vamos desconoció al juez Martín Bava como magistrado a cargo de esta investigación. No aclaró si concurrirá el próximo 20 de octubre a su indagatoria, ya postergada una vez.

Lo hago convencido de mi absoluta inocencia en los supuestos hechos que se me pretenden atribuir”, asentó Macri en el escrito con el cuál se presentó en la causa. Lo hizo recién dos semanas después de que el juez Bava lo citara a indagatoria. Según Macri fue el juez el que demoró en notificarlo de algo que todo el mundo se enteró el 1 de octubre. Reconoce que el aviso formal le llegó el 6, cinco días después. Se tomó desde entonces más de una semana para hacerse eco.

Macri apeló la decisión del juez Bava de prohibirle la salida del país. Dijo que carece de fundamento, que no existe ningún riesgo procesal (es decir, que no va a impedir la investigación ni a fugarse) y que tiene arraigo conocido en el país. No parece todo tan claro. Macri no regresó al país apenas se enteró de su citación a indagatoria sino que se quedó en Miami e incluso anunció que daría unas clases mientras su espacio político comenzó a presionar al juez y a denunciar una supuesta persecución política. Incluso Patricia Bullrich, presidenta del PRO, le envió una carta al juez con un claro tinte intimidatorio y pese a que no es parte del expediente ni abogada de Macri.

Otro punto importante del escrito de Macri es que insiste en varios momentos en que no reconoce ni consiente al juez Bava como el magistrado a cargo de este expediente. ¿Qué significa eso? Que otra vez intentarán que el caso se mude a Comodoro Py. Eso generará idas y vueltas que podrán demorar meses.

Pese a todo, el juez le dio curso a la apelación y la elevó a la Cámara Federal de Mar del Plata, que deberá resolver si le mantiene la prohibición de salida del país.

El juez Bava citó a indagatoria a Macri porque las pruebas que reunió en el expediente indican que fue quien ordenó el espionaje ilegal a los familiares del ARA San Juan y que luego utilizó el material obtenido por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). “Es claro que estas acciones ilegales no fueron ejecutadas por los agentes de base que por motu propio realizaron este espionaje ilegal, sino por el contrario, partieron de un interés político nacional que en el final de la cadena, respondía al entonces Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri” dice la resolución del juez.

En la citación a indagatoria a Macri, la primera desde que dejó la Casa Rosada, el juez Bava detalló que “desde su cargo de Presidente de la Nación, por lo menos en el período comprendido entre el mes de diciembre del año 2017 y finales del año 2018 ha ordenado y posibilitado la realización sistemática de tareas de inteligencia expresamente prohibidas” por la Ley de Inteligencia Nacional y le imputó “haber ordenado y posibilitado la realización de numerosas de ellas con el propósito de obtener datos personales e información de los familiares y allegados de los tripulantes del submarino ARA San Juan”.

Esta investigación comenzó en septiembre pasado gracias a una denuncia de Cristina Caamaño, interventora de la AFI. El caso comenzó a tramitar en los tribunales de Mar del Plata, ya que la base de espías que hizo inteligencia ilegal sobre los familiares del ARA San Juan estaba asentada ahí. Pero finalmente el expediente se unificó con la megacausa iniciada en el juzgado Federal de Dolores, que tiene un capítulo dedicado al Proyecto AMBA que trata sobre la instalación de bases de la AFI en territorio bonaerense desde la que se desplegó el espionaje masivo a al menos 32 organizaciones sociales, 16 partidos políticos y 23 sindicatos. Y también, claro, a los familiares del ARA San Juan.

Hay 6 hechos por los cuales el juez Bava citó a indagatoria a Macri:

  • Hecho 1: seguimientos coordinados el 15 de enero de 2018, a dos meses de la desaparición del submarino, a familiares y confección de informes de inteligencia.
  • Hecho 2: el 3 de febrero de 2018, agentes espiaron a esposas de tripulantes desaparecidos para “prever cuestiones de agenda” y así anticiparse a los reclamos que familiares plantearían a Macri en la reunión del 6 de febrero siguiente.
  • Hecho 3: Una semana después se hizo un informe en el que se señala que familiares intentarían entregar una carta a Macri en Chapadmalal.
  • Hecho 4: El 2 de abril de 2018 hay seguimientos a familiares que buscaban entrevistar a Macri en el Golf Club Mar del Plata.
  • Hecho 5: en el primer aniversario de la desaparición del submarino, la AFI cubrió una protesta en la Base Naval de Mar del Plata.
  • Hecho 6: diez casos más de seguimientos con fotografías que se volcaron a informes de inteligencia.

El juez Bava precisó que “este espionaje prohibido por la ley fue llevado adelante con la participación de la Delegación Provincial de Mar del Plata dependiente de la Dirección de Reunión Interior de la AFI en el período detallado, las que eran producidas para información del imputado”. Por eso, también procesó al jefe de la base AFI de Mar del Plata, Nicolás Iuspa Benítez, y al director de Reunión Interior de la exSIDE, Eduardo Winkler. Un dato no menor: en el expediente también consta que el jefe de la base AFI de Mar del Plata destruyó material de espionaje ilegal, tal como reveló este medio.

Macri calificó de “estrépito” su citación a indagatoria y la situación que se generó cuando no encontraban el domicilio para notificarlo. También dijo que se presenta “en tiempo y forma” pero “ sin que ello signifique reconocer ni consentir en el Sr. Juez las garantías que me confieren los artículos 18 de la Constitución Nacional y 8 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos”.

Las referencias son curiosas. El artículo 18 de la Constitución dice que nadie “puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso” cuando su gobierno fue un festival de prisiones preventivas; dice que nadie puede ser “sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa” cuando él mandó a desplazar a tres jueces de la Cámara Federal de Comodoro Py y nombró a sus reemplazantes a dedo para que persiguieran a sus opositores; que “es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos” cuando durante su gestión CFK fue llamada a 8 indagatorias en un día o a Amado Boudou le impidieron acceder al legajo como testigo protegido de Alejandro Vandenbroele, testimonio clave para condenarlo pagado con un hotel.

El artículo 8 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos trata sobre las garantías judiciales, abolidas durante su presidencia. Establece la presunción de inocencia, el derecho a defensa y la importancia de la sentencia firme. Todo fue una entelequia durante la era Macri.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►