Con diferencias, oposición y oficialismo empiezan este martes a discutir la Ley de Presupuesto

La presidenta de la Cámara Baja, Cecilia Moreau, convocó a un encuentro con jefes de bloques y autoridades de la comisión de Presupuesto para este martes. 

18 de septiembre, 2022 | 22.12

La Cámara de Diputados empezará este martes los primeros encuentros y negociaciones sobre el proyecto de Ley de Presupuesto 2023, la última gran apuesta del Gobierno en el Congreso y para la que deberá conseguir al menos una docena de apoyos para sumar a los 117 legisladoras y legisladores propios. 

La primera reunión fue convocada por la presidenta de la Cámara, Cecilia Moreau, tendrá lugar el martes y estarán presentes los jefes de bloques y autoridades de la comisión de Presupuesto y Hacienda que preside Carlos Heller. La propuesta es empezar a delinear una hoja de ruta de lo que será la discusión y acordar con la oposición cómo será el mecanismo de la ronda de consultas, que incluirá la visita de los ministros del Poder Ejecutivo; es decir, cuántos encuentros se estiman necesarios y cuáles son los funcionarios que se presentarán ante la Cámara. En el Frente de Todos esperan tenerlo resuelto en esta semana. 

Desde el oficialismo dijeron a El Destape que aún no comenzaron a negociar pero sí ya se pueden ver las primeras reacciones al proyecto. Desde el Interbloque de Juntos por el Cambio señalaron a este portal los dos puntos principales con los que no están de acuerdo: los artículos que establecen el blanqueo de dólares y el número de la inflación (el Gobierno prevé 60 y las principales consultoras 85) "por debajo de la estimada". 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"Es un exceso y corroe toda la cultura tributaria, porque en definitiva es mejor no pagar nunca porque total va a haber un blanqueo mas tarde. Ellos tienen el discurso de 'perseguimos a los evasores y van haciendo blanqueo tras blanqueo", opinó a El Destape Alejandro Cacace, diputado de JxC que integra la comisión de Presupuesto. Lo dijo en referencia a los artículos 71 y 72 que habilitan el blanqueo de dólares para el pago de importaciones de insumos y servicios destinados a procesos productivos, y para la construcción de proyectos inmobiliarios como también para la adquisición de viviendas usadas.

Este último ya estaba vigente para el desarrollo de nuevos inmuebles pero ahora se quiere hacer extensivo para inmuebles usados. Ambos puntos son reclamos de distintos sectores del empresariado, como la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) y la Confederación General Empresaria (Cgera).

El Gobierno prevé un 60% anual de inflación para el próximo año fiscal, pero desde JxC pusieron en duda la cifra y señalaron que de la precisión de ese número dependen todas las otras variables como asignación de recursos y gastos. "Si el número de inflación no es realista el presupuesto se vuelve un dibujo y deja lugar para los ajustes por decreto", agregó el diputado opositor y argumentó que el relevamiento de expectativas de mercado que hizo el Banco Central prevé que la inflación el próximo año va a "ser mucho más que del 60 por ciento". 

La dificultad para lograr acuerdos

El oficialismo deberá sumar al menos 12 apoyos más para poder convertir el proyecto en ley y no quedarse sin presupuesto como sucedió en 2022. Parece una tarea difícil ante la postura más dura de Juntos por el Cambio de no acompañar proyectos del oficialismo y obligará al Frente de Todos a negociar con los interbloques y bloques más pequeños. 

Muestra de ello fue la última sesión en Diputados, cuando el oficialismo logró sancionar la prórroga de impuestos con los apoyos de los ocho legisladores del Interbloque Federal que preside Alejandro "Topo" Rodriguez, cuatro de Provincias Unidas y con el del Movimiento Popular Neuquino. Para el proyecto de Presupuesto desde el interbloque Federal consideran que tomará un tiempo hacer una lectura responsable del texto de manera que es prematuro inferir su postura. 

Los números del Presupuesto

En línea con el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional, el Gobierno prevé un crecimiento del 2 por ciento para el próximo año y un déficit del 1,9. En el marco de esta contracción, se prevé una reducción de subsidios energéticos en torno al 0,6 por ciento (serían del 1,6) y una leve reducción para los dirigidos al Transporte (pasarían del 0,5 por ciento en 2022 al 0,4 por ciento en 2023).

A nivel macroeconómico, el PBI pasaría de crecer 4 por ciento en el año en curso a 2 por ciento el próximo. En tal sentido, se prevé una menor expansión de la inversión, que pasaría de crecer 10 por ciento en el actual ejercicio a 2,9 por ciento el próximo. También se desaceleraría el consumo privado pasando de un aumento de 6,5 por ciento en el año en curso a un incremento de 2 por ciento el próximo.

Además y en forma paralela el Gobierno impulsa una discusión sobre ciertos beneficios impositivos que reciben algunos sectores de la sociedad y allí prevén discutir las exenciones en el IVA que alcanzan a Obras Sociales, el PAMI, sistemas educativos y algunas provincias patagónicas por tener un régimen de promoción industrial. Además el Gobierno llevará la discusión a las exenciones del Impuesto a las Ganancias de las que se benefician magistrados y funcionarios de los Poderes Judiciales nacional y provinciales. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►