COVID-19: sin ley de restricciones, aprobaron dictamen para el DNU que busca enfrentar la segunda ola

El DNU que fijó restricciones hasta el 25 de junio tuvo dictamen en la comisión Bicameral de Trámite Legislativo, donde se repitió el acostumbrado cruce entre oficialismo y oposición acerca de las medidas de cuidado. En el Frente de Todos ya dan por caída la posibilidad de sacar una ley que fije el semáforo epidemiológico.

17 de junio, 2021 | 22.27

Como en el cuento de la buena pipa, cada vez que se trata el tema de las restricciones por la pandemia, el Frente de Todos debe luchar contra una oposición que rechaza que se adopten medidas de cuidado al tiempo que inmediatamente le recriminan al Gobierno las consecuencias que se ven en la cantidad de contagios y fallecidos. El nuevo capítulo sucedió en la reunión de la comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que trató el último DNU que fijó medidas hasta el próximo 25 de junio y que tuvo dictamen favorable gracias al oficialismo mientras que Juntos por el Cambio, para variar, se opuso. 

Mientras tanto, en el bloque del Frente de Todos ya dan por perdida la posibilidad de aprobar la ley que establece el semáforo epidemiológico que fijaría las medidas de manera automática. La oposición y los medios que le imponen la línea política la calificaron de "superpoderes", y a partir de ahí al oficialismo se le volvió muy complicado avanzar. Difícil que los bloques que responden a Roberto Lavagna o el del peronismo cordobés la voten si saben que desde esos medios los van a acusar de habilitarle "superpoderes" al presidente Alberto Fernández, en especial estando cerca las elecciones.

Así las cosas, al Presidente no le queda otra que seguir estableciendo restricciones -con un número de casos todavía elevado, por encima de los 20 mil contagios diarios- a través de DNU que posteriormente tienen que ser convalidados por el Congreso. "Tener una ley nos evitaría la necesidad de tener que sostener DNUs de manera quincenal", subrayó el diputado Pablo Yedlin, quien como titular de la comisión de Salud llevó la voz cantante. Mediante gráficos, detalló que los números sanitarios mejoraban pero con indicadores todavía complejos, como la ocupación de camas de terapia intensiva. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Destacó las más de 20 millones de dosis que había conseguido el Gobierno y cómo se pudo bajar con ellas el índice de mortalidad entre los grupos de riesgo. Por eso consideró necesario seguir manteniendo las medidas de cuidado mientras sigue avanzando la campaña de vacunación. "Necesitamos que la oposición siga acompañándonos en las medidas restrictivas”, se esperanzó.

Pero la esperanza duró poco, porque después tomó la palabra el macrista Pablo Tonelli, quien sostuvo que más allá de los datos presentados por Yedlin -"son todos correctos", admitió-, "eso no tiene relación con la validez del DNU y a lo que el presidente puede hacer o no”. Volvió con la cantinela de que las disposiciones locales "no las puede dictar el Presidente” y que los gobernadores y el jefe de gobierno porteño no necesitaban que el Gobierno las autorice a establecer medidas en sus jurisdicciones. "Es el colmo del antifederalismo”, definió.

El cruce se repitió con otros oradores. La diputada del Frente de Todos Carolina Gaillard también defendió lo bueno que sería tener una ley de parámetros epidemiológicos aprobada. Ya cuenta con media sanción del Senado y dictamen en Diputados. "Es ordenadora y en ningún caso va contra el federalismo, solo intenta ordenar en una estrategia sanitaria central". El radical Gustavo Menna, el colmo, se quejó de que el Gobierno legislara por decreto. "Es una clara evidencia del deterioro del principio de la división de poderes. El presidente de la Nación legisla más que el Congreso”, dijo. Y no aceptó críticas por la no aprobación de una ley. "Son mayoría, tienen responsabilidad", criticó al oficialismo. En verdad, es el bloque mayoritario pero no tienen mayoría, ahí radica el problema. 

El senador Mariano Recalde aportó algunos datos ilustrativos. “Cuando los decretos fueron acatados y fueron llevados a la práctica por todas las jurisdicciones, los casos cayeron en un 20% en todo el país”, aseguró. Finalmente, el decreto consiguió dictamen de mayoría con la firma de senadores y diputados del Frente de Todos, mientras que Tonelli anticipó que Juntos por el Cambio suscribirá un dictamen de minoría. 

El decreto prorrogado establece parámetros para determinar los distintos tipos de restricciones según la situación sanitaria de cada distrito del país. Gracias a estos criterios, por ejemplo, se pudo flexibilizar restricciones en el AMBA, con vuelta de las clases presenciales.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►