Elecciones 2021: las internas opositoras por el futuro de las PASO

Wado de Pedro irá esta tarde al Congreso para avanzar en un acuerdo sobre el futuro de las elecciones. Oficialismo y oposición se basarán en el mismo proyecto de ley, presentado por una diputada del radicalismo.

08 de abril, 2021 | 05.00

Juntos por el Cambio convive con dos alas diferentes pero, de momento, complementarias. El sector aperturista y el sector duro hacen equilibrio sobre una delgada línea que hasta ahora funcionó bien para contener al núcleo de votantes PRO y avanzar en ciertos acuerdos, algo que se verá esta tarde cuando referentes de los distintos bloques se encuentren con Eduardo “Wado” de Pedro, ministro del Interior, para debatir el futuro de las PASO en estas elecciones 2021. Los dialoguistas consideran oportuno posponerlas, pero los más confrontativos quieren no debatir ningún cambio y avanzar con otras medidas de cuidado como la boleta única en papel. De todos modos, creen que llegarán a un arreglo.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

“El único proyecto que estamos dispuestos a discutir es el de Carla Carrizo”, dijeron desde el PRO minutos después de haber sacado un duro documento en el que se opusieron a cualquier medida restrictiva. Llamativamente, esa iniciativa es la misma en la que se va a basar el Gobierno para elevar la propuesta esta tarde, a las 19, en el encuentro que tendrá lugar en Diputados con Sergio Massa como anfitrión. El texto propone la realización de las primarias el segundo domingo de septiembre junto a una serie de topes a los gastos electorales.

En ese camino del diálogo están enmarcadas figuras como Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Elisa Carrió quien este fin de semana dijo que sería aceptable una prórroga, algo en lo que también coincidieron desde el entorno de la ex gobernadora porque no cambia las reglas del juego sino que sólo pospone el partido para épocas de más calor, con una campaña de vacunación más adelantada. Diferente sería, alertan, una suerte de Ley de Lemas con ambos comicios el mismo día.

Sin embargo, no todo es tan sencillo. El ala dura, comandada por Patricia Bullrich y Mauricio Macri, no quiere debatir “nada”, dijeron desde el partido opositor. En los últimos días se instaló una teoría que dice que, con la campaña de inoculación avanzada, el Gobierno podría aumentar su imagen y cosechar más votos gracias a la dilación. Algo que calificaron como descabellado tanto los profesionales de la salud como algún vocero de la oposición.

“Si realmente este es un tema de salud, hagamos una cosa: boleta única. Es menos manipulable. Una sola persona agarra una boleta, que se la da al presidente de mesa, y no tiene que entrar al cuarto oscuro con todas las boletas”, propuso Bullrich en televisión y explicó que “hay mucha menos manipulación, muchos menos camiones circulando, menos personal trabajando, menos personal de las fuerzas armadas. Si quieren hacer una verdadera discusión, elijamos esto: una boleta única”.

Más allá de eso, nadie hace un escándalo por el discurso radicalizado de Macri y Bullrich. Desde el sector Vidal analizan que esa postura contiene a los propios y evita el crecimiento de sectores libertarios como el de José Luis Espert o Juan José Gómez Centurión, dos figuras que le preocupan a Cambiemos.

Pese a esas diferencias, consideran que llegarán a un acuerdo. De todos modos, la cuestión se puso caliente en la última reunión de la mesa de Juntos por el Cambio. Vidal consideró disparatado hablar de elecciones en un momento en que a la sociedad sólo le importan dos cosas: vacunarse y/o no contagiarse y poder llegar a fin de mes. La inseguridad, en tanto, es un tema en agenda para los humores sociales pero que no mueve el amperímetro en las urnas, analizan.

La relación de Vidal con el oficialismo

La ex gobernadora apunta a cerrar la grieta evitando declaraciones en contra de algún dirigente y con un discurso propositivo, dicen desde su entorno. Cristian Ritondo, el jefe del bloque de diputados PRO, es su interlocutor válido en materia política y oficia de intermediario con dirigentes de la Cámara Baja entre los que se encuentran Máximo Kirchner o Wado de Pedro. El diálogo no es necesariamente directo sino con esa mediación del ex ministro de Seguridad bonaerense.

“Lo lógico sería que tengan más conversaciones”, dijo una persona allegada a Vidal pero culpó a la grieta, a ciertos medios de comunicación y a algunos funcionarios por impedirlo o hacer un escándalo cada vez que ocurre una situación de diálogo. “Horacio también tiene contacto” con el oficialismo, retrucan. Con Ritondo mantienen una relación “excelente, se quieren mucho, se respetan y es su presencia en Diputados”, explican.

Vidal hoy tiene reuniones con diputados y senadores nacionales y provinciales, con la Ciudad, intendentes, ex funcionarios, gobernadores, analistas políticos y periodistas. Para su entorno, no estuvo lejos de la política sino sólo de la escena mediática, espacio al que volverá con la presentación de su libro. El lanzamiento, que podría ser la semana que viene o la próxima, dependerá de la situación epidemiológica y las restricciones, las cuales respetará.

En torno a su figura hay muchas especulaciones. En diciembre de 2019, apenas perdidas las elecciones, se reunió con intendentes. En ese encuentro le dijeron “no queremos una mesa vertical, queremos una mesa horizontal para crecer y tener posibilidades en 2021 y 2023”. En el diálogo ella les respondió “crezcan, jueguen, en 2021 no me vengan a pedir que sea candidata” pero hace diez días se lo pidieron y tendrán una nueva reunión la semana que viene o la próxima.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►